Controla la música con el panel.
*
*
OVNIS
OVNIS sobre Tepoztlán


*
Testimonio Presencial
de un Testigo OVNI


Uno de los testigos, amigo personal mío, y el cual me rogó no proporcionar su nombre para evitar tanto la publicidad como el morbo o la burla a que son habitualmente sometidos los testigos de fenomenología ovni, me narró su extraordinaria experiencia de la siguiente manera:



Agosto de 1993

"Como sabes, yo soy escéptico por naturaleza; siempre me había burlado de todas aquellas personas que juraban haber tenido avistamientos ovnis o contactos con seres extraterrestres. Pero te puedo asegurar que después de lo que ví con mis propios ojos, no me queda más remedio que hacerme cuestionamientos muy serios en cuanto todo lo que tiene qué ver con el fenómeno OVNI".

"Esa noche, como a las ocho de la noche, venía yo en mi automóvil de regreso a mi casa, después de una reunión con colegas míos para discutir asuntos relacionados con mi negocio; acompañándome iba mi hija de 17 años, la cual me visita una o dos veces por año -vive con su madre, de la cual estoy felizmente divorciado".

"Platicábamos mientras descendíamos de las faldas del Tepozteco, pues era ahí donde se encuentra situada la casa de la persona que convocó aquella reunión".

"Súbitamente un resplandor nos envolvió; inicialmente pensé que era la Luna que había "salido" de dentro de algún macizo de nubes, pero recordé que esa noche no había luna llena sino luna menguante."

"Mi hija asomó la cabeza afuera del automóvil e inmediatamente comenzó a exclamar: "¡Papá! ¡Mira eso! ¿Qué es eso?". Yo me precio de tener un temperamento más bien cerebral y frío, y pensando que la muchachita estaba malinterpretando algo que estaba viendo, detuve la carrera del automóvil y abriendo la portezuela, saqué medio cuerpo para ver del lado de la ventanilla de mi hija pero por encima del carro."

"Lo que ví aún resulta inexplicable para mí. Más o menos a unos 60 metros de altura, había encima de nosotros una máquina en forma de disco, ligeramente elíptica, que habría medido no menos de unos treinta metros de eslora. Su superficie era bruñida, pues aun cuando la luz de la luna era tenue, el disco o lo que fuera alcanzaba a reflejarla. Tenía portecillas o ventanas, y no emitía ruido alguno. Quizás fue ese silencio lo que más me sorprendió. Caí en cuenta en ese justo momento, que el motor de mi automóvil se había detenido por completo".

"Sentí entonces un pánico irrazonable, indescriptible y metiéndome dentro del vehículo jalé a mi hija que permanecía extasiada viendo esa cosa. Y de pronto, tan súbitamente como había comenzado esa experiencia, igual terminó".

"Al darme cuenta que todo era normal de nuevo, simplemente encendí el motor del automóvil y me dirigí a mi casa. Durante el resto del trayecto, permanecí silencioso y reflexivo, reponiéndome del susto y tratando de encontrar en mi mente una explicación razonable y lógica para lo que vimos. Mi hija, me imagino que por su edad, no cesaba de hablar y sólo quería llegar al teléfono más cercano para comunicarle su experiencia a su madre y a sus amigos".

(Nombres omitidos por petición expresa del testigo)



Revisa la página de Avistamientos OVNI en Tepoztlán


Marcos Lizama Webmaster
Tip: Con tu botón derecho puedes regresar en la página o en el marco